Harry Potter: The Exhibition, mi experiencia

5 dic. 2017

¡Hola Foreverlanders! Pensaba subir entrada ayer pero como hoy estoy mala y me he quedado en casa en vez de ir a la universidad pues he decidido aprovechar el tiempo. Hoy os traigo una entrada sobre mi experiencia en la exhibición y lo que me pareció en general. 

Desde que me enteré de que iban a traer la Harry Potter Exhibition a Madrid, estuve mirando día sí y día también para ver cuándo salían las entradas y en cuanto pude cogí unas para mí y para mi hermana. Me habría gustado ir el día de la inauguración pero con la uni me era imposible así que las cogí para el lunes 4 de diciembre a las 11:30 (ya que los lunes no tengo clase).

Salí con mi hermana de casa un poco justa de tiempo y casi pensábamos que íbamos a llegar tarde y no nos iban a dejar pasar a nuestra sesión, pero finalmente llegamos bien y encima no tuvimos que esperar y pasamos directamente. 

Dentro había unapequeña cafetería, un guardarropas, una réplica del coche de los Weasley y un panel en el que hacerse una foto junto a la puerta de entrada a la exhibición.

Esperamos en la cola y nos hicieron nuestra foto (aunque luego a la salida se nos olvidó preguntar por ella en la tienda), después entramos por la puerta a una sala en la que estaba una chica ataviada con una túnica y el Sombrero Seleccionador en un taburete.



Nos colocamos alrededor de ella y cuando pidió un voluntario me presenté yo la primera. Me senté en el taburete y tras unas cuantas preguntas me colocó el sombrero seleccionador y... ¡Por supuesto, me colocaron en Slytherin! como no podía ser de otra manera (ya iba yo preparada con corbata, túnica y todo). Después seleccionaron a tres personas más, (entre ellas dos niños) y pasamos a otra sala en la que vimos un vídeo de presentación con imágenes de todas las películas para adentrarnos en la magia de la saga.


Entonces a nuestra derecha se abrió un telón y vimos el Hogwarts Express entre humo y todo. Un chico también disfrazado nos dio la bienvenida a Hogwarts y nos explicó que una vez cruzáramos el arco, la visita sería libre y podríamos ver la exposición en el orden en que quisiéramos.

Hicimos algunas fotos pero como todo estaba muy oscuro no se veía bien y pasamos ya a la exposición.




Nos recibió una gran cantidad de gente y muchas cosas por ver. La mayoría de la exposición seguía una especie de orden cronológico según las películas pero a partir de la mitad ya era más confuso. En la primera parte de la exposición visitamos la sala de Gryffindor, vimos los ropajes utilizados en la saga, estuvimos a centímetros de objetos muy importantes dentro de las películas, vimos los libros de cada asignatura... e incluso sacamos una mandrágora y aguantamos sus gritos. 

En la segunda parte nos adentramos en el Quidditch y pudimos tirar un quaffle entre los aros, vimos los uniformes del quidditch... A partir de ahí la visita se hizo más caótica pues aunque antes también había mucha gente ahora parecía haber más aún.


Creo que había falta de organización porque se juntaban muchos grupos de distintas horas y la gente se quedaba más tiempo del que debía y entorpecía la visita. Debería haber estado más controlado por eso, ya que yo incluso vi a una señora que salió de la tienda y volvió a entrar en la exposición aun cuando ponía claramente que era un punto sin retorno. 

Muchos padres dejaban a sus niños "jugando" en donde las mandrágoras o las quaffle y no dejaban al resto de visitantes probarlo. Por supuesto esto es culpa de los padres, pero me parece fatal que la gente no sea capaz de hacer una visita sin convertir esto en un circo. 

Aunque la visita me gustó mucho, me encantó la cabaña de Hagrid, las réplicas, el hipogrifo... el que hubiera tanta gente (y bastante maleducada) hizo que se empañara un poco la magia de la exhibición. Era imposible hacerse una foto en el sillón de Hagrid porque estaba llenísimo, y el Gran Comedor que estaba muy bien hecho y tenía un ambiente navideño, estaba lleno hasta arriba lo que impedía apreciar nada (muchas veces tuve que hacer fotos desde arriba a lo que había en los escaparates para poder verlo porque era imposible acercarte).


Me agobio fácilmente con demasiada gente a mi alrededor y en este caso esto me pasó varias veces, incluso mi hermana que soporta mejor las masas que yo, llegó un momento en el que solo quería irse a casa.


Esto pasó un lunes por la mañana sin ser festivo ni nada, así que no quiero ni imaginarme cómo estará la exposición en Navidades.




En general, la exposición está muy bien, es muy bonito ver la magia de la saga en la vida real; pero lo malo es que está llenísimo, hay poquísima organización y la gente parece no saber respetar demasiado.



El único problema que veo a la exhibición en sí es que está muy oscuro, hay cosas que no se pueden apreciar bien (había una réplica de una cría de thestral que casi ni pude apreciar porque estaba todo en sombras) y como no se puede utilizar flash hay cosas que no vais a poder bien y si queréis haceros fotos va a ser complicado.


Por supuesto yo os recomiendo que vayáis, puede que tengáis más suerte que yo y os toque gente más educada y un día más vacío. La exhibición es bonita y es genial poder ver todas esas réplicas, pero si esperáis poder estirar los brazos lo vais a tener complicado pues la exposición se parecía bastante a la Plaza Mayor en Navidad. 


Sé que esta entrada suena muy hater pero la verdad es que me lo pasé muy bien, tiene sus "peros" como todo pero la experiencia merece la pena. 
¿Y vosotros? ¿Tenéis pensado ir? ¿Ya habéis ido? ¿Qué os ha parecido? 

10 comentarios :

  1. Me muero de envidia, a ver si puedo acercarme *.*

    ResponderEliminar
  2. Hola! Pues tenía pensado ir pero con todo lo que comentas de la gente y el que no esté bien organizado me echa un poco para atrás, porque yo también me agobio enseguida. Sería una pena no ir teniéndolo cerca pero me lo tengo que pensar a ver finalmente que hago, jejeje.
    Me alegro que, pese a lo malo, lo pasaras bien :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué suerte que pudiste ir! Parece genial. Y la entrada no es para nada hater, todo tiene sus virtudes y defectos.
    Un beso, nos leemos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Gracias por la información, yo ya tengo mi entrada comprada para un domingo por la tarde y me temo que estará a tope y será imposible hacerse fotos como dices. Aun así, los frikis de Harry Potter seguro que lo disfrutaremos igualmente.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola
    Wow, que chevere que hayas podido ir y que hayas vivido esa bonita experiencia, que mal que hubieron esos detallitos, pero me alegra que al final hayas quedado satisfecha
    besos

    ResponderEliminar
  6. Hola! Yo iré este domingo, y también temo bastante la cantidad de gente que pueda haber. Pero bueno, aún así me muero de ganas por ir.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta! Qué lindo todo y qué preciosa experiencia. No te negaré que me da un poquito de envidia :P
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Sihana! La verdad es que creo que desde que me enteré que iba a haber exposición de Harry Potter en Madrid, en ningún momento me he planteado ir exactamente por las razones que das: la gente. Ya sabes que soy super super fan de Harry, que es mi saga favorita pero desde el principio pensé que seguramente no me iba a valer la pena ir porque siempre va a estar lleno y la gente en estas cosas no sabe comportarse. Además, en estas situaciones yo me cabreo muy fácilmente con la gente, así que... xD Solamente hay que ver lo que hicieron con la escoba que estaba expuesta en Callao :( Así que nada, no creo que vaya pero me alegro muchísimo que a pesar de la gente lo disfrutaras tanto!! Un beso :)

    ResponderEliminar
  9. Qué guay, me alegra de que fuera tan interesante, esperaba menos la verdad y las fotos son geniales. Gracias por compartir tu experiencia, y sin duda es una lástima lo de que hubiera tanta gente y lo de los padres :(

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar